Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. En cualquier momento puedes cambiar la configuración de 'cookies' de tu navegador.

Blog

General

Año 2012: «Presentar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en un pendrive no es novedad, pero si el pendrive presentado por Montoro se acompaña de un Código QR, sí es una auténtica novedad».

Año 2015: «El ministro entregará el código QR, el pendrive y los tomos que recopilan el detalle de los Presupuestos a Posada en presencia de otros responsables del área de Presupuestos».

Última tecnología. Teniendo en cuenta que el GB está a 1.6€ o menos en las memorias USB y que poca gente lee códigos QR… algo estamos haciendo mal. Pero, ¿por qué no leemos QR? Por culpa de personas como Montoro, precisamente. Pongamos que queremos saber más de los #PGE2016 y decidimos tirar de QR. ¿Qué pasará?

Obviamente, no nos ha dado tiempo a escanear el código en los 2 segundos en los que ha aparecido en cualquier informativo, así que decidimos buscarlo en internet. “¿Y por qué no buscas directamente los presupuestos?”, diréis. Aquí podría acabar el artículo, porque ya habéis llegado a la conclusión: el pendrive no me lo han dado a mi y el QR es inútil. Pero venga, va, vamos a continuar.

Aquí están los códigos en cuestión, en el MINHAP.

qr_webministeri

Paréntesis: si has buscado los códigos en el móvil, ¿ahora cómo los puedes leer en el mismo móvil? Eso es: con paciencia.

El primero (el de la izquierda), nos lleva a una web fantástica y adaptadísima a móvil. Lo podemos ver en la siguiente imagen. Por cierto, un periódico de gran tirada como el ABC lleva en portada el QR de la discordia.

ABC_mobil

El segundo código… un PDF de 370 páginas y más de 4MB que empieza a descargarse a tu móvil sin piedad. Y la sorpresa final: en la contraportada del ‘Libro amarillo’ que te acabas de descargar, vuelves a tener el QR, por si te apetece volver a descargarlo ad infinitum.

contraportada

Total, que aún tendremos que dar las gracias por no tener que pagar 15€ por la descarga.

Entonces, ¿cuándo es útil un QR?

  • Deja claro qué pasará cuando alguien escanee el QR (una descarga, visita a una web…)
  • Si enlaza con una web, asegúrate de haberla adaptado a dispositivos móviles.
  • Valor añadido: el QR no siempre facilita las cosas. Si lo que hace es enlazar con tu web, mejor pon la dirección en texto. Si pones un QR es por algún motivo especial o como parte de una campaña.
  • No fuerces una descarga si es demasiado pesada. Piensa que la mayoría de personas aprecian que los datos que tienen contratados les duren al máximo.
  • Pon el código QR en lugar accesible, a un tamaño adecuado y, sobre todo: el QR no puede aparecer en una web que se visita desde el móvil. Resulta frustrante.

¿Tienes hambre?

Te recomendamos que visites Sambhu, un restaurante en el corazón de Ruzafa (Valencia) ¿Quieres saber por qué?

Bon appétit!

Contacto

Formulario de contacto

¿Cómo podemos ayudarte?

Diapasó